Sacrificar su sueño por algo que usted siente que es más importante puede llegar a ser contraproducente para su salud. El CDC (Centro de Control y Prevención de Enfermedades) ha declarado que la privación del sueño es una epidemia creciente. Estudios muestran que la privación del sueño conduce a problemas de salud devastadores como ganar peso, diabetes, insuficiencia cardíaca congestiva y depresión.  

Los hábitos apropiados del sueño comienzan con usted y solamente usted.

¡He aquí los 5 principales consejos que usted puede comenzar a implementar desde esta noche para ayudarle a conseguir el descanso que necesita!

  1. Mantenga un horario de sueño regular, 6 de los 7 días de la semana. ¡La pérdida de sueño no puede ser recuperada en los fines de semana!
  2. ¡Desconéctese! Manténgase lejos de electrodomésticos antes de irse a la cama. Las redes sociales, noticias, el correo y la televisión son estimulantes para el cerebro.
  3. Evite comidas pesadas 2 o 3 horas antes de irse a la cama. Las comidas pesadas, especialmente picantes van a empeorar la indigestión o GERD (problemas de reflujo gastroesofágico) y puede causar estragos en el sistema digestivo durante el sueño.
  4. El Ejercicio es importante, pero intente limitar sus entrenamientos 2-3 horas antes de irse a la cama. Los entrenamientos aumentan el ritmo cardíaco y hacen más difícil iniciar el sueño.
  5. La habitación debe ser usada para dormir y para las relaciones sexuales. Permítame repetir esto. Dormir y sexo. Mantenga su cuarto limitado para este propósito. Su colchón debe ser una fuerte cola de espera para dormir, no para la ansiedad. Mantenga el trabajo y los electrodomésticos afuera de su dormitorio.