Nuevas opción de tratamiento da esperanza al paciente con urticaria

¿Alguna vez ha tenido una picazón incontrolable? ¡Imagine una implacable picazón en todo su cuerpo; duradera por meses o incluso por años! Eso sería miserable, pero súmele un sarpullido generalizado, inflamación de sus labios y párpados y tiene el diagnostico de urticaria crónica.

Durante muchos años, los pacientes con urticaria han luchado por encontrarle mejoría a sus síntomas.  Ellos a menudo sufren de recurrentes e inesperadas ronchas rojas y con comezón que cubren su cuerpo desde la cabeza hasta los pies.  En casos más severos, este puede progresar hasta implicar inflamaciones significativas de la piel que conduce a episodios desfigurantes y dolorosos.  Estas personas pueden sufrir de ansiedad, depresión, aislamiento social, pocas horas de sueño en la noche y un empeoramiento del desempeño en las actividades diarias.

Si bien, unas personas son más propensas a las urticarias que otras, nosotros no tenemos un claro entendimiento del por qué.  En la mayoría de los casos, aislados episodios de urticaria son causados por infecciones virales.  En otros casos pueden ser debido a alergias a los alimentos, medicamentos, látex o picaduras de insectos y normalmente aparecen dentro de un corto periodo de tiempo -aproximadamente dos horas- después de la exposición.  Recurrentes y permanentes episodios de urticaria son raramente causados por factores desencadenantes alérgicos y frecuentemente debidos a un fenómeno autoinmune.  Los altos niveles de stress pueden empeorar la urticaria, y para algunos pacientes, los factores desencadenantes físicos como el ejercicio, el calor o la presión; pueden desencadenar los síntomas.  En muy raros casos esto puede ser también un indicador de un desorden autoinmune o problemas con su tiroide o hígado.

Las personas con urticaria a menudo luchan para encontrar una terapia que pueda proveerles mejoría.  Intentan usar antihistamínicos como Benadril pero su corta duración y su alto potencial de sedación hace de esta una terapia pobre para los pacientes.  Aquellos con urticarias suaves, frecuentemente responden a los antihistamínicos de larga duración y baja sedación como cetiricina o fexofenadina. Aquellos con brotes más severos o frecuentes a menudo confiaron en los esteroides orales para la supresión y aceptan los efectos secundarios a largo plazo que pueden venir con esta opción. Con los años, la dificultad para encontrar medicamentos para controlar con éxito los síntomas ha llevado a muchas personas a utilizar medicamentos inicialmente destinados a la quimioterapia. Esto ha llevado a la comunidad médica a buscar alternativas menos tóxicas para los pacientes.

Una nueva esperanza ha aparecido para estos pacientes, a menudo, desesperados.  En Abril del 2014, la FDA aprobó el Xolair u Omalizumab para su uso en el tratamiento de la urticaria crónica.  El descubrimiento de los beneficios de este medicamento para el tratamiento de urticaria crónica fue inesperado y fortuito.  Este ha sido usado para el tratamiento del Asma alérgica no controlada por más de una década; cuando los pacientes que tenían urticaria comenzaron anotar una asombrosa mejoría en los síntomas de su piel.  Estudios de investigación controlados fueron rápidamente puestos en marcha y confirmaron algunos de los milagrosos beneficios del medicamento.  Pacientes con años de urticaria mejoraron dramáticamente con solo una dosis.

El Xolair es administrado a pacientes como una inyección de una sola vez al mes debajo de la piel.  Este no requiere una IV.  Comparado con medicamentos como esteroides orales, sus efectos secundarios son drásticamente menores con un pequeño riesgo de reacción alérgica, el único efecto adverso de significativa preocupación.  No obstante, es por este riesgo que el medicamento requiere ser administrado bajo orientación de un médico en su consultorio bajo la guía de un especialista experimentado en su uso.

El alto costo de Xolair se debe a que forma parte de un grupo de medicamentos de última generación conocido como anticuerpo monoclonal que ha estado revolucionando el tratamiento de afecciones médicas en oncología, reumatología y ahora en alergias. Aunque este es un medicamento costoso, el costo para el paciente es usualmente razonable, gracias a la combinación de la cobertura de los seguros; sumado a los agresivos programas de asistencia a pacientes patrocinados por los fabricantes. 

La aparición de Xolair durante los últimos años ha sido un cambio de vida para muchos pacientes con la urticaria crónica resistente.  Si bien la urticaria no es usualmente peligrosa, puede ser extremadamente angustiosa debido a su constante picazón incontrolable y sarpullidos desfigurantes.  Los pacientes con urticaria han sufrido durante un largo tiempo una variedad de problemas sociales y psiquiátricos debido a esta difícil condición.  ¡Hoy, el control y la posible curación de esta condición crónica está más cerca que nunca!