Por Dr. Michael Fuentes

Ay no, aquí viene otra vez.  La tos, el dolor de garganta y la congestión nasal.  Es la época del año cuando el frío y la influenza prevalecen.  Pero, ¿cómo puede usted explicar la diferencia?

Un resfriado común y la influenza son similares porque ambas son enfermedades respiratorias.  Incluso, aunque ellas son causadas por diferentes virus, comparten muchos de los mismos síntomas.  Esto hace difícil saberlo a ciencia cierta a menos que usted visite a su doctor.

Los síntomas para ambas enfermedades pueden incluir tos, dolor de garganta, moqueo o congestión nasal, fiebre, dolor muscular o corporal, dolor de cabeza y fatiga.  Sin embargo, los síntomas de la influenza tienden a ser peores que los síntomas del resfriado y las personas con resfriado tienen más probabilidades de tener moqueo o congestión nasal.

Un resfriado usualmente no termina en serios problemas de salud, pero la influenza si puede hacerlo. Mientras la mayoría de la gente puede recuperarse en menos de dos semanas, esta puede conducir complicaciones respiratorias como bronquitis, neumonía e infecciones bacterianas.  En el peor de los casos, estas complicaciones pueden llevar a la hospitalización.

Flu season | MD Monthly

Mientras cualquiera puede enfermarse severamente por la influenza, los grupos de más alto riesgo por complicaciones incluye adultos mayores de 65 años, niños de corta edad, mujeres en estado de embarazo, personas con condiciones médicas crónicas o individuos con su sistema inmune comprometido.

De acuerdo al Centro de Control y Prevención de Enfermedades, la influenza es típicamente estacional, contrariamente a un resfriado que puede ser atrapado durante todo el año. Estados Unidos experimenta epidemias estacionales de influenza cada año, el virus de la influenza es más común durante el otoño y los meses de invierno.  La actividad de la influenza alcanza los picos más altos entre Diciembre y Marzo.

La prevención es esencial para evitar la influenza o el resfriado.  Con la Influenza, yo siempre recomiendo una vacuna como su mejor forma de defensa – especialmente para quienes están a mayor riesgo de complicaciones.  Además, muchas de las mismas técnicas de trabajo en evitar el resfriado o la influenza.

Algunas sugerencias comprenden:

  • Mantenerse alejado de alguien que esté enfermo y mantenerse alejado de los demás cuando usted esté                    enfermo.
  • Lave sus manos exhaustivamente y a menudo durante el día con agua caliente y jabón.  Use un desinfectante a        base de alcohol, si lavar sus manos no es posible.
  • No compartir utensilios, tazas, cepillos de dientes, toallas o algún otro producto de uso personal.
  • Mantener las manos alejadas de su nariz, ojos y boca.
  • Toser o estornudar en un pañuelo o dentro de su codo.
  • Limitar qué tocar en lugares públicos como escaleras eléctricas.  Lavar las manos después de tocarlas
  • Dormir mucho, comer bien y hacer ejercicio regularmente.

Si usted logra coger un resfriado o influenza a pesar de sus mejores esfuerzos, mi recomendación sería estar en casa, tomar bastante líquido, y descansar.  Para un resfriado, use medicamentos de venta libre como antihistamínicos o descongestionantes para ayudar a aliviar algunos síntomas.  Para la influenza, su doctor puede prescribir una droga antiviral para ayudar a disminuir la duración de la enfermedad y prevenir complicaciones.

Un resfriado usualmente no deriva problemas serios de salud, pero la influenza puede hacerlo. 

Y con ambas, siempre contacte a su médico si sus síntomas persisten o empeoran.  Usted conoce mejor su cuerpo.  Si no se siente bien, hágase revisar.  Esto es siempre mejor para estar a salvo que tener que lamentar.

Profesional certificado en medicina y rehabilitación, el Doctor Michael Fuentes es el Director Médico del Hospital de Rehabilitación de Corpus Christi.  El hospital provee cuidados de rehabilitación especializados para recuperar pacientes de enfermedades causadas por lesiones, enfermedades o condiciones médicas crónicas.  Para más información, visite CCRH.ernesthealth.com, llame al teléfono 361-906-3700 o visite el Hospital en 5726 Esplanade Drive, Corpus Christi, Texas.

Hola, yo soy Nick Nilest.  Soy médico, Doctor de Terapia Física, opero como CEO del Hospital de Rehabilitación de Corpus Christi.  Nosotros proveemos servicios de rehabilitación para quienes han sufrido por lesiones o enfermedades debilitantes.  En resumen, si usted pudiera beneficiarse de ser cada vez más fuerte o más independiente, nosotros podemos cuidarlo.

Nosotros podemos tratar una variedad de condiciones; si usted sufrió un derrame cerebral, tuvo una amputación, estuvo en un accidente automovilístico o tuvo una lesión en la columna vertebral; esto es algo que nosotros tratamos aquí.  Adicionalmente, algo tan sencillo como caerse en la casa, como movilizarse dentro de ella teniendo muebles para navegar, es algo que nosotros cuidamos también.  Nosotros lo asistimos en múltiples lugares, podemos verlo a usted en la oficina de un doctor, hogar de ancianos, cuidados intensivos del hospital o podemos ir a su casa mientras usted está viendo televisión. Haremos una evaluación y averiguaremos si nuestros servicios son algo de lo que usted puede beneficiarse; entonces podríamos admitirlo por 14 días de estancia, o puede tomar unos pocos días, dependiendo qué necesita usted; después de esto, nosotros lo enviamos a casa más independiente y fuerte de lo que usted estaba antes de venir aquí.  Somos el único Hospital Independiente de Rehabilitación de hospitalizados dentro de 100 millas de Corpus Christi.  Somos acreditados por la Comisión Mixta como un Centro de Excelencia Especializado en Derrames.  Hemos estado ranqueados dos años seguidos en el Top 10 Nacional.  Estamos estrechamente ligados con la comunidad de Corpus Christi y nada nos hace más felices que ver las sonrisas en los rostros de nuestros pacientes, amigos y familia cuando ellos caminan a través de la puerta y regresan a casa al darles de alta.  Nosotros salvamos vidas.