¡Un dolor de muela no es una broma! Este puede ser justamente el peor dolor que usted podrá experimentar.  Por otra parte, este probablemente lo mantendrá despierto por la noche, le impedirá comer y lo más probable lo hará inútil en el trabajo.  Entonces, ¿qué es exactamente una cavidad, y por qué es tan malditamente doloroso? Más importante aún, ¿cómo podemos evitar obtener uno? Vamos a empezar por buscar la palabra cavidad.  Por definición, una cavidad es un espacio ahuecado o es un espacio vacío al interior de una masa.  Pero no se necesita ser un genio para descubrir que no todas las cavidades lucen como un cráter gigante que reside en la mitad de su diente.  El término científico apropiado es caries.  La caries es una destrucción progresiva del hueso o diente.  En el campo dental nosotros lo llamamos a esto caries dental.

 

La caries dental es causada principalmente por el ácido que es introducido en la boca en dos posibles formas.  La primera forma es por el consumo de comidas o bebidas ácidas. La segunda viene de los productos de azúcar y bacterias que viven alrededor de sus dientes como placa.  La bacteria llamada estreptococo mutante se alimenta del azúcar y crea ácido que a su vez ataca sus dientes.  Entonces, ¡piénselo dos veces antes de coger esa barra de dulce!

Cavitites_DentalEl ácido rompe la estructura molecular que conforma el esmalte dental y la dentina.  El esmalte dental y la dentina son los dos componentes que protegen la “pulpa”.  La pulpa dental es el lugar donde el suministro de sangre y los nervios, son centralmente localizados en sus dientes.  Una vez la caries llega al reciento de la pulpa, nosotros tenemos perdida la batalla contra la caries dental. Sin embargo, nosotros fuimos creados con un gran sistema de defensa.   El esmalte es la sustancia más fuerte del cuerpo y puede tomar una cantidad extrema de stress y fuerza puesta en él.  Entonces, si el esmalte es una super sustancia, ¡el ácido es su kriptonita!  Por lo tanto, sea consciente de lo que usted está comiendo y bebiendo.
Prevenir la caries es más fácil de lo que usted piensa. Entonces, ¿por qué no lo hacemos? Yo creo que nos da pereza y no hacemos lo que se supone que deberíamos hacer. Cepillarse con crema dental con flúor, usar seda dental una vez al día y realizar limpiezas de rutina con un higienista; son las medidas preventivas más importante que nosotros podemos tomar.  Hacer estas tres cosas puede parar las caries antes que ellas empiecen.

Por otra parte, si una caries pasa oculta:  una vez pasada la portería nosotros tenemos un sistema de seguridad. La primera señal que una caries alcanza al esmalte dental es la sensibilidad dental.  Si se trata de comida caliente, bebidas frías o un caramelo dulce, sus dientes le harán saber que algo malo pasa. ¡No ignore las señales!.  Tan pronto como usted empiece a tener esos dolores, vaya a ver al dentista.  No espere hasta que el dolor desparezca o lo lleve al punto donde es insoportable. ¡Una caries no desaparece!

 

“¡Recuerde, usted no tiene que cepillar todos sus dientes, solo los que quiere conservar!” – Dr. J.C. Pérez IV

Si el dolor para, esto puede significar una situación más perjudicial.  Esto usualmente significa que la bacteria ha traspasado la encía y ha matado el nervio.  Si se deja sola, la bacteria se desplazará por las raíces y hacia el hueso de la mandíbula dando lugar a lo que nosotros llamamos un absceso.  Un absceso puede ser extremadamente doloroso y puede conducir a un problema más serio de salud si no recibe tratamiento.

Arreglar exitosamente una muela que ha llegado al estado de absceso es difícil, siempre y cuando usted no quiera empezar a extraer sus dientes.  Si el diente es todavía recuperable, casi siempre requiere un tratamiento de conducto y una corona.  Estos procedimientos pueden llegar a ser costosos, pero pueden ser fácilmente evitados con una pequeña atención y cuidado.  Una rutina de chequeo cada seis meses es muy importante. Solo porque usted no sienta ningún malestar, no significa que no presente caries.  Las radiografías de los dientes pueden detectar pequeñas cavidades en el esmalte y mucho antes que usted pueda verlas o sentirlas. ¡Un pequeño relleno puede salvarlo de un enorme absceso!

Para finalizar, haga su parte en casa con cepillado y usando seda dental; puede salvarse de un costoso trabajo dental.  Recuerde, ¡usted no tiene que cepillar todos sus dientes, solo los que quiere conservar!