La pregunta – “¿Es su hijo alérgico al colegio?” – puede sonar extraño pero la realidad muestra que las “alergias medioambientales” son todas muy a menudo un escenario real para muchos niños.

Los culpables podrían ser los productos de limpieza y ambientadores usados en el colegio de los niños.  Muchos de estos productos contienen VOCs (sigla en inglés que traduce compuestos orgánicos volátiles) y fragancias que pueden causar afecciones respiratorias como congestión nasal, dificultad para respirar, silbidos al respirar, empeoramiento del asma, hemorragias nasales, tos u otros síntomas como picazón, ojos llorosos, dolores de cabeza, mareo, fatiga, nausea, sarpullido, fiebre, dolor muscular y más.

La Organización Mundial de la salud, estima que aproximadamente el 30% de todos los edificios tiene problemas de calidad del aire interior IAQ (sigla en inglés que traduce Calidad del Aire Interior).

Solo pregúntele a Brandon – un Director Ejecutivo en una instalación de cuidado superior en Austin Texas – que solía atribuir su sistema de alergia al polen. “Yo siempre estornudaba y mis ojos lloraban cuando entraba al edificio.  Nunca asocié el problema con la calidad del aire en el edificio”

Pero tener residentes con COPD (sigla en inglés que traduce Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica) quienes no podían tener productos de limpieza que contienen fragancias en sus habitaciones, nos motivó a buscar soluciones libres de fragancia e incoloras.  “Desde que estamos usando estas nuevas soluciones, no he experimentado alguno de los síntomas de alergia que yo solía padecer.  No hemos tenido ningún problema con nuestros pacientes (COPD) tampoco”

Mas prejudicial que útil

La Administración de la Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA) enumera la exposición a los productos químicos peligrosos, como una de sus principales preocupaciones ocupacionales.  Mas a menudo que no, los trabajadores de mantenimiento son encargados de mezclar y diluir los químicos peligrosos.  Muchas veces operamos con el lema “más es mejor”; conduciendo a niveles preligrosos de VOCs y otros riesgos.

Las advertencias de peligro asociadas con Hillyard Products, una marca popular con Texas School Systems, comprende:

  • Daños irreversibles en los ojos, quemaduras de piel, pueden ser fatales si son absorbidas en la piel
  • La inhalación causa dolores de cabeza, mareos, náuseas, pérdida de las habilidades motoras, etc
  • Evitar inhalar vapores o bruma
  • Usar gafas protectoras contra los químicos, caretas, guantes de goma, ropa de protección y proveer adecuadas        salidas de ventilación.
  • Sistema nervioso central, fatiga, confusión mental, tardía lesión pulmonar.
  • Contiene Butílico Cellosolve el cual puede causar daños en la sangre con base en datos sobre animales.

Si su respuesta es “Sí” en alguna de las siguientes preguntas, su niño puede estar sufriendo de síntomas asociados con los productos de limpieza usados en el colegio:

  • Su niño comienza la mayoría de los días saludable pero desarrolla dolores de cabeza o nausea durante los días        de colegio.
  • Su niño llega del colegio enfermo, cansado, “con picazón” o enojado
  • Su niño usa más medicamentos para el asma en los días de colegio
  • Su niño muestra nueva o empeorada salud o dificultades de aprendizaje solo en ciertos días
  • Su niño llega a casa con extraños olores impregnados a su ropa

 “Aproximadamente el 95% de los químicos usados en las fragancias son compuestos sintéticos derivados del petróleo”.

Exposiciones no deseadas

De acuerdo con la Organización de Escuelas Saludables, si un producto es recientemente o indebidamente aplicado, mezclado inapropiadamente – algunos productos de limpieza comunes – cuando son mezclados pueden emitir gas mortal usado en estado no diluido, almacenados en un salón cerrado sin ventilación, o dejan un fuerte residuo.  Hay tres vías de exposición para los niños:

Inhalación:  Los niños respiran más aire por libras del peso de su cuerpo, que los adultos. Los aerosoles, vapores, gases o polvo; pueden ser inhalados causando problemas respiratorios, y/o absorbidos en el torrente sanguíneo y transportado a otros órganos del cuerpo.

Contacto con la piel: Los niños son menos capaces de identificar y evitar peligros, ellos tienen un sistema inmaduro que no puede desintoxicar venenos.  Los residuos de los químicos pueden dañar la piel por quemaduras del tejido de la piel o siendo absorbido a través de la piel y transportado a los órganos del cuerpo, generando como consecuencia sequedad, enrojecimiento o dermatitis.

Ingestión:  Los niños juegan en el piso o en la tierra, se llevan sus manos a la boca y rara vez las lavan antes de almorzar o comer refrigerio.  Los niños pueden accidentalmente comer químicos vía el contacto de sus manos con la boca.

El Dr. Kent Hamilton, con sede en San Antonio, está familiarizado con los riesgos de desarrollo que pueden presentar los productos de aseo para niños. “Hay numerosos estudios que citan los efectos negativos de irritantes bronquiales en suministros de limpieza y estudios que vinculan estos peligrosos productos con dificultades de aprendizaje”.

El Instituto de Medicina situó la fragancia en la misma categoría del humo de los cigarrillos (fumadores pasivos) en activación del asma en adultos y niños de edad escolar.  Lo que respiramos va directamente a nuestros pulmones y órganos, como también a nuestro cerebro.

De acuerdo con el Comité de Ciencia y Tecnología, “aproximadamente el 95% de los químicos usados en fragancias son compuestos sintéticos derivados del petróleo”.  Además, “los productos químicos a base de petróleo causan efectos significativos de desgaste del sistema nervioso e inmunológico después de prolongadas exposiciones.

Las enfermedades identificadas en las investigaciones médicas incluyen cáncer en adultos y niños, numerosos desórdenes neurológicos, debilitamiento del sistema inmune, desordenes en el sistema autoinmune, asma, alergias, infertilidad, aborto espontáneo y desordenes en el comportamiento de los niños incluyendo problemas de aprendizaje, retardo mental, hiperactividad y Desorden de déficit de atención

Estos riesgos llevaron al Dr. Hamilton a comprar y donar la misma tecnología avanzada utilizada en las instalaciones de Brandon, desarrollada y fabricada por R-Water LLC, una compañía con sede en San Marcos, Texas, para The Winston School San Antonio. La Escuela Winston se especializa en proporcionar programas académicos excepcionales para estudiantes con diferencias de aprendizaje K-12 desde 1985

La tecnología avanzada de R-Water’s permite a las instalaciones como colegios, hospitales, oficinas y centros de atención extendida generar soluciones no tóxicas, soluciones libres de fragancia en el lugar, usando únicamente electricidad, agua suavizada y sal pura como ingredientes.  El dispositivo produce un desinfectante limpiador de calidad sanitaria en un solo paso TK60 y un limpiador para múltiples superficies (FC+).  El desinfectante mata los gérmenes 10 veces más rápido que muchos productos en el mercado y es tan seguro que la FDA lo ha autorizado para su uso en superficies que tienen contacto con los alimentos.  Dado que los desodorantes y fragancias a menudo se rocían en los colegios porque las bacterias que causan el mal olor, no están siendo efectivamente aniquiladas; usar un efectivo anti-microbiano es de vital importancia.   

¿Qué puede hacer para asegurar que el colegio del niño no está perjudicando su salud?

Ponga a funcionar sus celulares.  Haga que su niño tome fotos de las etiquetas de los productos usados por el personal de limpieza.  Si alguna de las etiquetas indica “Peligroso para humanos y animales” contacte al administrador del colegio para solicitarle las fichas de datos de seguridad de los productos que están siendo usados.  Por ley, ellos deben proporcionárselos a usted.

Sea consciente de su entorno.  Haga que su niño esté enterado y le notifique las prácticas de limpieza del colegio.  ¿Están las puertas y ventanas abiertas para permitir la entrada del aire mientras la limpieza está siendo realizada o los productos están siendo rociados cerca a los niños?

Por ley, todas las instrucciones de las etiquetas aplicables registradas en los productos de EPA deben ser cumplidas. Si el usuario elige condiciones de exposición que difieren con las etiquetas de los productos registrados en EPA, el usuario asume la responsabilidad de las lesiones que resulten por el uso no aprobado y está potencialmente sujeto a medidas de ejecución bajos La Ley Federal de Insecticidas, Fungicidas y Raticida (FIFRA).

Diríjase al Director.  Como sociedad, nosotros hemos llegado a ser insensibles a los peligros de los productos de limpieza.  Una vez, él o ella esté consciente de los riesgos, ellos estarán más que dispuestos a trabajar para encontrar alternativas, métodos efectivos de limpieza que no causarán peligro a sus niños. 

Para más información con relación a la tecnología que está siendo implementada en The Winston School San Antonio, visite www.r-water.com