La ansiedad puede causar una agitación interna que hace que usted sienta su mundo como girando fuera de control. Esto puede ser difícil de diferenciar, qué es una preocupación normal  y qué puede ser algo más serio.

 

¿Qué es la Ansiedad?

“La Ansiedad es una condición humana común”, afirma Scott & White – Round Rock Internal Medicine, Doctora Lianne Marks MD, PhD, FACP. Dra. Marks ayuda a explicar que evolutivamente, la ansiedad de las personas es suficiente para prepararse para las emergencias y a menudo sobrevivir mejor.  Desde entonces, las personas estaban más preparadas para tener niños y heredarles la ansiedad.

¿Cuándo es la ansiedad una condición diagnosticada?

La ansiedad, sin embargo, puede llegar a ser un desorden que cuando empieza a interferir en el funcionamiento eficaz de la vida, más bien, llega a ser perjudicial. La Doctora Marks, afirma que esta puede ser una esfera en la vida de una persona, por ejemplo, en el ámbito personal o profesional.  “A menudo le digo a los pacientes que si ellos no encuentran un camino para hacer frente a sus excesos de ansiedad, ella regresará en otra forma”.

Ejemplos de cómo la ansiedad puede presentarse:

Ataques de Pánico:

Esto puede ocurrir como un ataque abrumador de ansiedad, también conocido como “ataque de pánico” el cual puede hacer sentir que el mundo se está acabando, el paciente puede sentir que no puede respirar o que su corazón está latiendo muy rápido.

Perseverancia:

La gente se concentra en los problemas que están por fuera de su esfera de influencia una y otra vez, limitando así su capacidad para funcionar bien en las cosas en las que él si puede influir.

Manifestaciones psicosomáticas:

Literalmente, “la psique” o la capacidad de pensar del paciente causa síntomas anormales en el cuerpo, tales como insomnio o palpitaciones (la sensación de rápidos o irregulares latidos) y dolores y molestias (como dolor de pecho).

La ansiedad llega a ser un desorden clínico, desorden generalizado de ansiedad; cuando usted manifiesta ansiedad descontrolada en la gran mayoría de días, por al menos 6 meses, y perjudica su capacidad de funcionamiento”, afirma la Dra. Marks.

¿Soy predispuesto a tener ansiedad?

Usted puede estar predispuesto a tener ansiedad debido a múltiples factores, incluidos:

  • Factores genéticos
  • Ausencia de un ambiente apropiado para crecer, particularmente quienes están expuestos a los abusos, son más propensos a manifestar síntomas de ansiedad.

¿Hay algo bueno que pueda venir de la ansiedad?

Mucha gente manifiesta ansiedad en “beneficiosas” formas, tales como terminar proyectos a tiempo o incluso canalizando la energía de su ansiedad en un más apasionado discurso, por ejemplo.  “La ansiedad es un rasgo común, incluso en gente muy exitosa” señala la Dra. Marks.  La Dra. Mark explica que cuando la ansiedad lo
paraliza cuando hace algo, como hablar en público, es posible que desee examinarla más cerca y ver si sus síntomas pueden ser mejorados, particularmente si estos impactan su capacidad de mantener un trabajo.  

¿Mi ansiedad puede mejorar?

La ansiedad puede mejorar con el tiempo si tratamientos apropiados son establecidos.  “Lo primero, es considerar si usted necesita ayuda”, afirma la Dra. Marks.  “Si usted siente el riesgo de lastimarse a usted mismo o a otras personas, es necesaria la ayuda inmediata”

 

He aquí algunas formas para obtener ayuda para manejar su ansiedad:

  • El ejercicio y la meditación pueden ser poderosos para tratar con la ansiedad, para ayudar a limpiar la mente.
  • Si usted está hiperventilando, trate de tomar aire profundo y lento para relajarse, usando una técnica como la de la respiración cuadrada: inhalar durante cuatro segundos, sostener durante cuatro segundos, exhalar durante cuatro segundos, sostener durante cuatro segundos.  Esto activará la parte de su sistema nervioso que le ayuda a calmarse, así como a cambiar su foco para su respiración, en lugar de concentrarse en lo que lo pone nervioso.
  • Consulte con su médico principal cómo puede tener algo más que le produzca ansiedad como el hipertiroidismo, abuso de sustancias u otros desordenes médicos que lo hagan empeorar.
  • Recuerde llamar al 911 si está presentando síntomas como dolor de pecho o repentina dificultad para respirar, como algunas veces los síntomas de ataque al corazón pueden imitar aquellos de una crisis de pánico.
  • Si usted encuentra que sus síntomas están afectando su capacidad para trabajar o sus relaciones personales, usted puede siempre considerar un Psiquiatra o un Psicoterapeuta.

 

¿Qué puedo hacer para controlar mis pensamientos ansiosos?

“Yo le digo a mis pacientes que si ellos no quieren ir por consejería, ellos pueden intentar Journaling” – actividad de escribir y llevar un registro de los pensamientos en un diario-, afirma la Dra. Marks.  Básicamente, la ansiedad es similar a la sensación de falta de poder, usted siente que las cosas son malas y no pueden ser arregladas.
Journaling es una forma de ayudar a tratar la ansiedad.  “Yo solicito a los pacientes comenzar su ‘diario de preocupaciones’ y limitar su ‘tiempo de preocupaciones’ a un tiempo específico por día”, dice la Dra. Marks.

Si algo aparece en su cabeza, recuérdese a usted mismo que usted tratará con este durante su “tiempo para preocuparse”, quizás 10 minutos al día dejado de lado.  De esta manera, el resto del día usted puede estar más libre de preocupación porque tiene tiempo dedicado a tratar con este más tarde y lo ha escrito; entonces no lo olvidará. “Entonces cuando ‘el tiempo para las preocupaciones’ viene, usted puede trabajar en sus ansiedades”, dice la Dra. Marks.  Ella sugiere que durante “el tiempo para las preocupaciones” escriba las que han venido a su mente durante el día. Descríbalas en detalle y luego trabaje en el próximo plan de acción que debería ser, como se sugiere abajo:

  • Usted puede decidir si las ansiedades están fuera de su esfera de influencia, lo que significa que usted puede gastar su tiempo preocupándose, pero en realidad esto sería una pérdida de tiempo, porque usted no tiene la capacidad de cambiar nada.
  • O usted puede decidir qué está dentro de su esfera de influencia (lo que significa que usted potencialmente tiene algo de control sobre lo que está causándole preocupación).
  • Si este último lo está, usted puede empezar a escribir un plan de acción, qué puede hacer usted hoy, a corto plazo y a largo plazo para mejorar la situación
  • Esto cambia su mentalidad de impotencia sobre la preocupación en un problema que es posible de solucionar.

“Para mis pacientes quienes no están dispuestos o disponibles a hacer esto, usualmente recomiendo que ellos comiencen consejería y/o medicación para ayudarlos a manejar estos sentimientos” afirma la Dra. Marks.